Impostos mediambientals

Impuestos Medioambientales

Aquí encontrará la normativa aplicable a los impuestos propios medioambientales aplicables en el ámbito de la Comunitat Valenciana. 

En las Preguntas Frecuentes puede consultar las dudas más habituales en torno a estos tributos y puede consultar más información aquí.

¿Qué actividades están sujetas y exentas del Impuesto de Actividades que inciden en el Medio Ambiente?

Están sujetas y exentas:

  • Las siguientes actividades:

  1. La producción de energía eléctrica en instalaciones que utilicen como energía primaria la energía solar o eólica, o en centrales que utilicen como combustible principal la biomasa o el biogás, salvo que alteren de modo grave y evidente el medio ambiente cuando así se establezca en la correspondiente declaración de impacto ambiental.

  2. La producción de energía eléctrica incluida en el régimen especial regulado en la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del sector eléctrico, inscritas en el Registro Administrativo de Instalaciones de Producción de Régimen Especial, salvo que alteren de modo grave y evidente el medio ambiente cuando así se establezca en la correspondiente declaración de impacto ambiental.

  3. La producción de energía eléctrica para el autoconsumo, salvo que alteren de modo grave y evidente el medio ambiente cuando así se establezca en la correspondiente declaración de impacto ambiental.

  • Las actividades sujetas cuando se realicen por el Estado, la Generalitat y las corporaciones locales, así como por sus organismos autónomos.

  • Las actividades que se lleven a cabo mediante instalaciones destinadas exclusivamente a la potabilización de aguas.

  • Las actividades que se lleven a cabo mediante instalaciones y estructuras que se destinen a la circulación de ferrocarriles.

No deberán presentar autoliquidaciones, ni pagos fraccionados, los sujetos pasivos por actividades exentas del impuesto.

¿Qué constituye la base imponible del Impuesto de Actividades que inciden en el Medio Ambiente?

La base imponible del impuesto está constituida:

  • En el caso de las actividades producción, almacenamiento o transformación de energía eléctrica, por la producción bruta de electricidad en el periodo impositivo, expresada en kilovatios hora.

  • En el caso de las actividades de transporte de energía eléctrica efectuada por los elementos fijos del suministro de energía eléctrica, por la longitud de las instalaciones y demás elementos patrimoniales afectos expresada en kilómetros lineales.

  • En el caso de las actividades de producción, tenencia, depósito y almacenamiento de sustancias consideradas peligrosas, por la cantidad media de sustancias presentes en la instalación durante el periodo impositivo, expresada en kilogramos.

  • En el caso de las actividades a las que emitan a la atmósfera óxidos de nitrógeno (NO) o dióxido de azufre (SO2), por la cantidad emitida durante el período impositivo, expresada en toneladas métricas, resultado de la suma de las cantidades emitidas de óxidos de nitrógeno (NO), expresadas en toneladas métricas equivalentes de dióxido de nitrógeno (NO2), multiplicadas por el coeficiente 1,5, y de las cantidades emitidas de dióxido de azufre (SO2).

¿Qué actividades están sujetas al Impuesto de Actividades que inciden en el Medio Ambiente?

Están sujetas al impuesto las siguientes actividades:

  • La producción, almacenamiento o transformación de energía eléctrica, mediante elementos patrimoniales afectos.

  • La actividad de transporte de energía eléctrica efectuada por los elementos fijos del suministro de energía eléctrica.

  • La producción, tenencia, depósito y almacenamiento de sustancias consideradas peligrosas de acuerdo con el anexo I, parte 1, Relación de sustancias, y parte 2, Categorías de sustancias y preparados no denominados específicamente en la parte 1 del Real decreto 1.254/1999, de 16 de julio, por el que se aprueban medidas de control de los riesgos inherentes a los accidentes graves en los que intervienen sustancias peligrosas, siempre y cuando la cantidad presente en la instalación de que se trate supere, en cualquier momento del periodo impositivo, el 10 % de las que figuran en la columna 3 del anexo I, parte 1 y parte 2 del Real decreto1.254/1999, o el 5 % si se trata de instalaciones situadas en terrenos calificados como suelo urbano.

  • Las que emitan a la atmósfera óxidos de nitrógeno (NO) o dióxido de azufre (SO2).

¿Quiénes son contribuyentes por el Impuesto de Actividades que inciden en el Medio Ambiente?

Las personas, físicas o jurídicas, y los entes sin personalidad jurídica a los que se refiere el apartado 4 del artículo 35 de la Ley general tributaria que realicen cualquiera de las actividades sujetas al Impuesto de Actividades que inciden en el Medio Ambiente.

¿Qué reducciones tiene el Impuesto de Actividades que inciden en el Medio Ambiente?

En el caso de las actividades que emitan a la atmósfera óxidos de nitrógeno (NO) o dióxido de azufre (SO2), la base liquidable es el resultado de practicar en la base imponible las siguientes reducciones, sin que, como consecuencia de ello, la base liquidable pueda resultar negativa:

  • 150 toneladas métricas de base imponible derivadas de emisiones de óxidos de nitrógeno.

  • 150 toneladas métricas de base imponible derivadas de emisiones de dióxido de azufre.

¿Qué bonificaciones tiene el Impuesto de Actividades que inciden en el Medio Ambiente?

El contribuyente puede aplicar en la cuota correspondiente a las actividades de transporte de energía eléctrica la siguiente bonificación por cada kilómetro de longitud de cable que haya enterrado durante los doce meses anteriores a la fecha de devengo del impuesto:

  • 50 euros por cada kilómetro de longitud en tensión igual o superior a 30 kV e inferior a 110 kV.

  • 87,50 euros por cada kilómetro de longitud en tensión igual o superior a 110 kV e inferior o igual a 220 kV.

  • 150 euros por cada kilómetro de longitud en tensión superior a 220 kV.

En el caso de focos emisores de compuestos oxigenados del azufre o del nitrógeno sujetos al método de estimación directa, se aplicará una bonificación del 7% de la parte de la cuota íntegra correspondiente a dichos focos, siempre que el rendimiento de los sistemas automáticos de medida, excluyendo sus períodos de calibración o mantenimiento, sea igual o superior al 90%. Cuando el rendimiento de los analizadores automáticos sea igual o superior al 80% e inferior al 90%, la bonificación prevista anteriormente de este apartado será del 5% de la cuota íntegra.

¿Cuándo se produce el devengo del Impuesto de Actividades que inciden en el Medio Ambiente?

El impuesto se devengará el último día del periodo impositivo.

El período impositivo será el año natural.

El período impositivo será inferior al año natural en los supuestos en los que el inicio o cese de las actividades a las que se refiere el apartado dos.1 no coincida con el primer o el último día del año natural, respectivamente. A tales efectos, no se considerarán los casos de sucesión en la realización de las actividades o de cambio de la denominación del sujeto pasivo cuando no impliquen un cese de la actividad en la instalación, sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 40 y 42 de la Ley general tributaria.

¿Cuándo se debe presentar autoliquidaciones y efectuar el pago del Impuesto de Actividades que inciden en el Medio Ambiente?

Se debe ingresar el importe de la deuda tributaria en los siguientes plazos:

  • Con carácter general, en el de los veinte primeros días naturales del mes siguiente al fin del periodo impositivo.

  • En el supuesto de las actividades a las que emitan a la atmósfera óxidos de nitrógeno (NO) o dióxido de azufre (SO2), en el de los dos meses siguientes al fin del periodo impositivo.

¿Cuándo se debe presentar pagos fraccionados y efectuar el pago del Impuesto de Actividades que inciden en el Medio Ambiente?

Durante el período impositivo, los sujetos pasivos deberán efectuar pagos fraccionados en concepto de pagos a cuenta, referidos a trimestres naturales, por cada una de las actividades gravadas, en los primeros veinte días naturales de los meses de abril, julio y octubre de cada año natural.